¿Cómo mantener tu negocio a flote en periodos de inflación?

Debido a la pandemia y a diversos factores internos, como el aumento de la liquidez en usuarios particulares, Latinoamérica se ha visto azotada por un alza en la inflación económica. Este suceso ha repercutido (y seguirá escalando, según expertos) en el aumento de los precios en materias primas y productos, afectando directamente a Pymes y empresas grandes.

A medida que la inflación y la incertidumbre aumentan, aquí hay cinco estrategias que puedes implementar para proteger tu negocio o negocios.

1. Protege tu efectivo

Tú quieres tener flexibilidad para gastar a medida que la incertidumbre y los tipos de interés aumentan. Cuando la inflación aumenta, es importante recordar que el valor del dinero disminuye. En otras palabras, se necesita más dinero para hacer las mismas cosas. Así que lo primero que hay que hacer es proteger la reserva de efectivo y asegurarse de tener suficiente a mano.

Una forma menos obvia, pero esencial, de proteger tu efectivo es reducir su exposición a las deudas incobrables. En épocas de bonanza, puedes tentarte a ofrecer préstamos y líneas de crédito más generosas a tus clientes o proveedores. A medida que aumenta la inflación, puede ser una propuesta arriesgada, ya que incluso el prestatario más fiable puede convertirse en un pagador reacio cuando los tiempos son difíciles.

2. Vigila tus gastos

Aunque la planificación de nuevos esfuerzos es esencial, mantenerse centrado en tus productos o servicios principales sigue siendo fundamental. Dado que la inflación hace más difícil seguir siendo rentable, debes observar los gastos. Apóyate en acciones que garanticen que tu producto o servicio es el mejor. Esto te ayudará a mantenerte por delante de la competencia con tus clientes.

Pero también debes asegurarte de que tu gasto en nuevas iniciativas tiene sentido. Por ejemplo, podría parecer que es el momento de ampliar tu negocio, pero tal vez no. Una vez más, quieres disponer de reservas de efectivo más significativas en este momento, y el dinero que gastes tiene que tener una probabilidad superior al 80% de obtener un alto rendimiento de la inversión. En resumen, cualquier iniciativa de borde debe ser cuidadosamente pensada en estos tiempos.

3. Sé flexible

Una de las mejores maneras de proteger tu negocio durante la inflación es ser flexible. Cuando el precio de algo -materias primas, un servicio o un equipo- sube, puedes experimentar un cambio en tu estrategia empresarial. Es normal y esperable. La clave es ser lo suficientemente flexible como para adaptarse al cambio sin perder tus objetivos principales.

4. Aprovecha la tecnología para reducir costes

Muchas empresas son reacias a adoptar soluciones tecnológicas completas o software para negocios porque muchos dirigentes no saben qué soluciones utilizar en materia de tecnología. Los métodos cambian rápidamente y cada vez es más difícil seguir el ritmo de los cambios masivos. Sin embargo, no apoyarse en la tecnología es un error. Implementando soluciones digitales sencillas, puedes proteger tu negocio en tiempos de inflación.

5. Mantente en competencia

Esto puede resultar algo redundante, pero es importante recalcar el mantenerse actualizado al mercado específico de tu negocio. Esto significa estar al tanto de las tendencias y de cómo se está comportando la economía.

Al mismo tiempo, debes aprender sobre las nuevas formas de venta y gestión de negocios. Digitalizarse y no quedarse atrás frente a otras empresas por culpa de la tecnología es fundamental para mantenerse activo en el mercado. Por ejemplo, ocupar las redes sociales más populares, tener un sitio web, implementar una agenda online, entre otros.

Compartir
Salir de la versión móvil