Lula promete «recuperar» las industrias naval y petrolera para crear empleo

«El gobierno tiene que ser el inductor» de «facilitar la vida de las personas para que tengan acceso a todo, incluido crédito», aseguró exmandatario y candidato a la Presidencia de Brasil en el contexto de una rueda de prensa en Aracaju, capital del estado de Sergipe, al momento de comentar parte de las políticas que busca implementar en el país, de imponerse en el balotaje donde enfrentará a Jair Bolsonaro.

El exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para la segunda vuelta electoral frente al actual presidente Jair Bolsonaro, prometió este jueves «recuperar» las industrias naval y petrolera como grandes generadores de empleo en el país.

Lula, candidato de un amplio frente progresista, insistió en una breve rueda de prensa en Aracaju, capital del estado de Sergipe, que, si vuelve al poder, la «prioridad máxima» será «combatir el hambre», que hoy afecta a unos 33 millones de brasileños.

Te puede interesar:   Human Rights Watch denunció la detención de un salvadoreño que difundió información del hermano de Bukele

Para ello, aseguró que impulsará un «conjunto de políticas» con la intención de «generar empleos inmediatamente».

Hoy, el índice de desempleo en Brasil se ubica en el 8,9%, lo equivale a casi 10 millones de personas en busca de trabajo.

Aunque se trata de la tasa más baja desde mediados de 2015, el número de trabajadores informales está en niveles récord, de hecho representa cerca del 40% de la fuerza laboral del país.

En este contexto, Lula, quien ganó la primera vuelta de las elecciones con un 48,4% de los votos, unos cinco puntos más que Bolsonaro, dijo que quiere crear empleo a través de la construcción civil.

Te puede interesar:   Industria eólica mundial rompe nuevo récord: 99,2 gigavatios generados en 2021

En la misma dirección, también prometió «recuperar» las industrias naval y petrolera, y «crear políticas de incentivo al pequeño y mediano emprendedor» por medio de «créditos» en condiciones favorables.

«El gobierno tiene que ser el inductor» de «facilitar la vida de las personas para que tengan acceso a todo, incluido crédito», aseguró.

Lula, el líder del Partido de los Trabajadores que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, subrayó de nuevo su intención de «renegociar la deuda» de millones de familias del país «discutiendo con el sistema financiero», con el que pretende «llegar a un acuerdo».

El antiguo dirigente sindical volvió además a acusar a Bolsonaro de «mentir mucho» y tratar de «engañar a las personas pensando que son bobas».

Te puede interesar:   Informalidad laboral: La amenaza que impide la recuperación de las economías emergentes

«Brasil retrocedió» durante el gobierno de Bolsonaro y «por eso decidí ponerme a disposición del pueblo brasileño para recuperar» el país, expresó Lula, para después denunciar la «falta de humanidad» de la actual administración.

Lula y Bolsonaro disputarán la Presidencia de Brasil el próximo 30 de octubre en una segunda vuelta electoral para la que los sondeos prevén un triunfo del expresidente progresista con un 51% de las intenciones de voto, frente al 42% que obtendría el líder de la extrema derecha.

Compartir